Es injusto darles el calificativo de “plagas” a cualquier insecto, en especial los voladores, siendo que estos son en realidad elementos muy importantes en cualquier ecosistema. Si bien se encargan de polinizar las flores, también ayudan a conservar un equilibrio de otros insectos, además de servir de alimento para otros animales con funciones importantes en la naturaleza.

Algunos insectos voladores son de naturaleza solitaria, pero los que prefieren la vida gregaria suelen causar problemas por su crecimiento sin control y su propia tendencia a ser prolíficos, como las moscas, abejas, mosquitos, avispas y polillas.

Por lo general, los insectos voladores que viven en sociedades tienen sus propias jerarquías, y sus colonias se componen de reinas, obreras, etc. Su alimentación se compone básicamente de néctar, frutas, miel. Los hay depredadores que cazan otros insectos o arañas, y hay quienes se alimentan de todo tipo de materia orgánica, incluyendo materia en descomposición. Por tal motivo, pueden ser portadores de una gran variedad de bacterias, virus y enfermedades que son peligrosas para el ser humano.



Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: igna53_2002@hotmail.com